Despedida en Trillayo

Menu

Portada
Situación
Ayuntamiento
Historia
Ordenanzas
Pueblos 
Fotos
Ilustres 
Genealogía 
Economía
Religión
Toponimia
Vocabulario
Deportes
Fiestas
Relatos
Entrevistas
Sociedad   
Pasatiempos
Enlaces

 

Despedida a nuestro párroco D. José Manuel Gutiérrez Fernández

Don José Manuel GutiérrezEstuvo 16 años en el valle de Bedoya

 

El pasado día 18 de Setiembre, en la misa de una, don Manuel nos sorprendió a todos al comunicarnos que, en breve tiempo y por motivos de un desgaste de la salud, propio ya de la edad, iba a dejar de ser nuestro párroco; a la vez nos anunció que las parroquias de Bedoya iban a ser atendidas por un fraile de Santo Toribio. No cabe duda, que el cambio de sacerdote en un pueblo es un acontecimiento mediático que sobrepasa lo meramente religioso, por eso la sorpresa fue mayúscula porque nada ni nadie lo podía intuir.

Don Manuel es lebaniego, nacido en el pueblo de Tudes. Se ordenó de sacerdote en el año 1.962, después de estudiar en el Seminario de León y terminar la carrera en el de Corbán (Cantabria). Estuvo de párroco en diversas parroquias de la Diócesis y vino a ésta parroquia, procedente de la de Cicero, el último Domingo del mes de Octubre del año 1.994. A la vez que al valle de Bedoya, venía también a la parroquia de Tama. Pero como "la mies es mucha y los operarios pocos", paulatinamente le fue aumentando el trabajo y en la actualidad tenía a su cargo las parroquias de Armaño, Tama, Viñón, Colio, Frama, Cobeña, Trillayo, Salarzón y San Pedro de Bedoya.

Con todo el respeto y consideración quiero dedicarle mediante estas líneas, no como una drástica despedida, ni un adiós, sino como un recuerdo cariñoso, sabiendo que le tendremos aún muy cerca, en la parroquia de Tama, donde seguirá ejerciendo su apostolado sin grandes ostentaciones, con humildad y con entrega, como siempre hizo.

Las despedidas no son fáciles y menos cuando se trata de despedir al pastor espiritual de una comunidad. Aquí, en Bedoya, durante tan largo ministerio, pudo bautizar, casar y, por desgracia, enterrar a muchos seres queridos pertenecientes a todas las familias del valle.

Tras 16 años entre nosotros, don Manuel sabe que en el valle de Bedoya no le olvidaremos, que queda su recuerdo presente y que aquí siempre encontrará amigos sinceros, que le recibirán con los brazos abiertos. Nos deja un gran legado: su sencillez, su humanidad, su humildad y sobre todo la figura de un sacerdote vocacional. Llegó en silencio y en silencio se marcha, pero los años que ha estado como párroco en nuestro valle han dejado una profunda huella que tardará mucho en borrarse.

El carácter inquieto y emprendedor de don Manuel, le hizo desempeñar y ejecutar varias obras en las iglesias del valle, como la restauración de la vieja iglesia de Cobeña, lavados de cara a diversos cuadros, pintura de imágenes, arreglos de tejados y fachadas en la iglesia de San Pedro, en la de Trillayo, en la ermita de Toja, en la de San Miguel, etc etc., y lo que muchos no saben es que allí estaba don Manuel el primero a la hora de hacer la masa, o facilitar el material a los albañiles. Todo ello dentro del marco local, porque en la comarca lebaniega, se dedicó en los ratos libres que le permitía su ministerio, a las tareas de restauración y conservación del patrimonio, adecentando, limpiando, y en algunas ocasiones hasta descubriendo verdaderas obras de arte, como un tenante de altar, prerrománico, en el pueblo de Enterría, para posteriormente estudiarlas y datarlas.

Hay que resaltar también su amor por todo lo lebaniego, como la cultura, el vocabulario, la toponimia, sin olvidarnos de sus incursiones en la literatura. Es el cronista oficial de la Iglesia en la Revista "Luz de Liébana" desde hace muchos años y no hay que olvidar su libro recopilatorio de "Ferias de ganado anuales en Cantabria" (2.003) .

Por todo su trabajo, por cuanto bueno y bien ha hecho en las cuatro parroquias de nuestro valle de Bedoya, ¡¡¡Muchas gracias, don Manuel ......!!!. Ahora toca cuidarse junto a la familia, y a seguir con sus aficiones, como la lectura, escritura, los paseos, y cómo no, los rezos también. Que la Virgen de la Luz, patrona de todos los lebaniegos, le ilumine, le guíe siempre y nos proteja a todos ......

José Angel Cantero - Octubre - 2.010

Si quieres dejar un comentario, bien añadiendo algo sobre la persona de Don Manuel, bien dejando un mensaje de despedida, aquí tienes la oportunidad de hacerlo.

Añade un comentario a la despedida de Don Manuel

Nombre o Nick  
E-Mail
Observaciones
Comentario

 

 
 

Los comentarios no serán visibles hasta que hayan sido validados por el administrador.

MIGUEL A. PRIETO CUEVAS- 09-10-10

NUNCA MEJOR EXPUESTAS POR TI, JOSE A, DE LAS CUALIDADES Y VIRTUDES QUE ADORNABAN A Dº MANUEL DURANTE ESTOS AÑOS QUE HA ESTADO AL FRENTE DE LA PARROQUIA DE SAN PEDRO DE BEDOYA.
SUS HOMILIAS EN LA IGLESIA ESTABAN EMPAPADAS DE ILUSION, AMOR Y ESPERANZA DEL HOMBRE ANTE DIOS, EXPUESTAS DE FORMA CORDIAL EN MENSAJES SENCILLOS PERO DE PROFUNDO CALADO.
MUCHAS GRACIAS Dº MANUEL. QUE SU EJEMPLO DE VIDA SEA TAMBIEN EL NUESTRO.

francisca verdeja- 11-10-10

Don Manuel sentimos mucho que deje la parroquia de trillayo ya sabe que le apreciamos y le damos las gracias por sus dedicaciones y el apoyo en momentos dificiles. un cariñoso abrazo

 
 
 

Ariba

Resolución recomendada:1024 x 768
Mi correo ©Página creada por José Angel Cantero Cuevas
En Internet desde: 26-01-2.004